La técnica de Abujardado es un tratamiento de impacto para crear un nivel de rugosidad específica en un pavimento y obtener, entre otros, un suelo antideslizante.